Saltar navegación

Un palacio para las exposiciones nacionales de la industria y de las artes

Con motivo de la Exposición Nacional de Bellas Artes de 1881 se convocó un concurso para la realización de un edificio que acogiera permanente estas exposiciones. El lugar elegido fue los Altos del Hipódromo, actual Paseo de la Castellana.  

Durante la segunda mitad del siglo XIX se implantó el liberalismo en Europa. La nueva sociedad decimonónica perdió la estructura de mecenazgo en el fomento de las artes, que hasta ese momento le había proporcionado la iglesia, la monarquía y la nobleza. En ese contexto los estados tienen que empezar a pensar en nuevas fórmulas para potenciar las artes y la industria. La solución viene dada por las Exposiciones Universales que tomaron como modelo las Exposiciones Nacionales celebradas en Francia que cumplían con estos objetivos y sirvieron para que otros países, entre ellos España y el Reino Unido las tomaran como referente. En ellas se mostraban las novedades artísticas y tecnológicas y estaban encaminadas a la igualdad de oportunidades.

La primera Exposición Universal se celebró en Londres en el Palacio de Cristal de Hyde Park en 1855, de la mano del príncipe Alberto, esposo de la reina Victoria Eugenia, que pensó que había que darle un carácter internacional, e invitó a varios países. En ella se expusieron productos manufacturados de los países invitados y se dieron a conocer las novedades tecnológicas y obras de arte, influyendo en muchos aspectos de la sociedad: Educación artística, diseño, comercio, relaciones internacionales y turismo. Otros países aunque participaban en ellas seguían utilizando el modelo de Exposiciones Nacionales.

Bajo el reinado de Isabel II España que, ya contaba con una incipiente industrialización, empieza a tener conciencia de la importancia de las Exposiciones Nacionales e Internacionales.  Se buscó un marco legal para que el estado se hiciera cargo de estas funciones y llevara un control de las mismas.

El Congreso de los Diputados por un Real Decreto de 28/12/1853, justificaba la creación de las Exposiciones Nacionales de Bellas Artes y la Industria, y reconocía la importancia   de la función social del arte así como su capacidad didáctica. Estas deberían celebrase cada dos años y participarían artistas vivos, con la intención de dar a conocer sus obras. Era la protección del estado al arte y a la industria y serian sufragadas por él, en un edificio designado para este uso. Tenían varias secciones: Pintura, escultura, grabado, arquitectura y artes plásticas. La primera tuvo lugar en 1856 y se extinguieron en 1968.

Con motivo de la Exposición Nacional de Bellas Artes de 1881 se convocó un concurso para la realización de un edificio que acogiera permanente estas exposiciones. El lugar elegido fue los Altos del Hipódromo, actual Paseo de la Castellana.  El ganador fue el arquitecto Fernando de la Torriente que inició la obra en 1882; su repentino fallecimiento dejo la obra en manos de su colaborador Emilio Boix, quien la finalizó en 1887. Con un original proyecto de planta rectangular con un cuerpo central con cúpula, rematado en ábside y dos patios interiores. Exteriormente realizado en ladrillo con un marcado estilo ecléctico historicista.

                            Palacio de la Industria y de las Artes.1910. Museo de Historia

                              Palacio de la Industria y de las Artes.1910. Museo de Historia.

 

La novedad estaba en la incorporación de los materiales, una estructura de hierro y elementos de cristal y granito. El palacio fue inaugurado por la reina regente María Cristina para la Exposición Nacional de Bellas Artes de 1887, Iniciando así un itinerario de exposiciones en el mismo que finalizaría en 1899.

El jardín delantero fue trazado al estilo isabelino por el Director de Parques y Jardines del Ayuntamiento de Madrid, Celedonio Rodrigáñez, que lo adaptó a la pendiente para pronunciar el acceso. Un parterre central de forma semicircular, con una fuente central denominada de la cascada, (hoy desaparecida) y rodeado por varios parterres simétricos de forma almendrada que se enmarcan en un camino perimetral que da acceso a la fachada principal.

Inauguración de la Exposición Nacional en 1877 por la reina regente Mª Cristina.  La Ilustración Española y Americana

     Inauguración de la Exposición Nacional en 1877 por la reina regente Mª Cristina.  La Ilustración           Española y Americana.

 

En 1903 Palacio de Exposiciones Nacionales quedó sin cometido y en 1906 se trasladó a una parte de sus dependencias el Museo de Ciencias Naturales. Posteriormente tras unas obras de adaptación, en 1907 se instaló la Escuela de Ingenieros Industriales que permanece en la actualidad.

Por la situación estratégica del antiguo del Palacio de Exposiciones fue integrado en el trazado del el Paseo de la Castellana. Los jardines delanteros fueron el lugar elegido para ubicar el monumento a la constitución de 1978, para el cual, la Diputación de Madrid en 1982 convocó un concurso público. La obra seleccionada fue la presentada por el arquitecto Miguel Ángel Ruiz Larrea. El monumento consiste en un cubo abocinado isótropo, minimalista y evocador de una idea de apertura y racionalidad.

                              Monumento a la constitucion Española de 1978. Jardín del Museo de Ciencias Naturales. Autor fotografia Luis Garcia

           Monumento a la constitucion Española de 1978. Jardín del Museo de Ciencias Naturales.                     Autor fotografia Luis Garcia.

Vota este contenido

Indica tu puntuación del 1 al 5

Resultado:

30 votos
  • Muy interesante

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos personalizados. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta su uso, pulse aquí para más información.

Cerrar
Subir Bajar