Saltar navegación

El Circo Teatro Price

Pasado y presente se funden el el Teatro Circo Price. Son 140 años de entretenimiento y diversión para los madrileños, siendo aún hoy referente en la escena cultural de la capital. 

El Circo Teatro Price, un espacio recreativo y de diversión que ofrece la ciudad de Madrid y que ha sobrevivido 140 años. Se encuentra situado en la Ronda de Atocha número 35, en una zona que, siguiendo el modelo del Ensanche de Carlos María de Castro, estaba destinada a la producción fabril. El edifico que hasta el año 2000 ocupaba la fábrica de galletas P.A.C.I.S.A, de estilo neomudéjar con fachada en ladrillo visto y decorado con motivos cerámicos, fue construido en 1922 por el arquitecto Luis Martínez Díaz, como edificio industrial.

Entre los años 2000 y 2007, tras 35 años de paréntesis, los arquitectos Mariano Bayón Álvarez y Luis Martínez Díez emprenden una reforma integral del edificio en la que solo se conserva la crujía de la fachada, donde se ubican hoy en día, el acceso principal, las taquillas, la tienda y la cafetería, y salas de exposición en el piso superior. Mientras el interior, de diseño cilíndrico, sobresale a las edificaciones.  

El Madrid del siglo XIX experimenta un gran cambio demográfico que hace pensar en una nueva planificación de la ciudad. Así, con el proyecto del primer Ensanche de Madrid, el conocido como Plan Castro, se busca un nuevo concepto de la metrópoli, con una configuración del espacio urbano que divide la ciudad en clases, en el que las plazas y parques sirven para el entretenimiento de los madrileños y madrileñas.

Fue durante la segunda mitad del siglo XIX cuando prolifera en España un interés mayor por el mundo del circo. Capitales europeas como Londres, Paris, Viena o Burdeos ya contaban con espectáculos circenses en los que primaban actividades ecuestres que compaginaban con trapecistas y la exhibición de personajes peculiares por su rareza, como eran las mujeres barbudas, los enanos y seres deformes.

En 1851 la Sociedad Literaria y Artística, formada por personalidades de prestigio del Madrid cultural de la época, vieron que el circo podría ser un espacio adecuado para la representación de zarzuelas, operetas y sainetes, ya que a menudo se incluían en los espectáculos circenses.

Desde la mediados del siglo XIX convivieron en la capital diferentes circos como el Circo Paul, el Circo Olímpico, el de Colón, el Circo de Madrid, y un largo etc. con edificios permanentes que alternaban con aquellos colocados estacionalmente en la ciudad. El único que ha llegado hasta nuestros días es el Teatro Circo Price, fundado por el irlandés Thomas Price en 1853, con el nombre de circo ecuestre. Price, de familia circense e irlandés de nacimiento había trabajado como domador de caballos en un circo londinense.

En 1847 encontramos a Thomas Price en Madrid, primero contratado por el empresario Paul Laribedú para su circo de la calle Barquillo, y a medida que Price, va ganando popularidad se independiza y realiza sus espectáculos ecuestres en un barracón próximo a la antigua Plaza de Toros, cerca de la calle de Alcalá.

 Thomas Price  Circo Price en el Paseo de Recoletos

Thomas Price                       

Circo Price en el Paseo de Recoletos

Posteriormente, en los años 60 compra unos terrenos, en el actual Paseo de Recoletos, en el terreno que actualmente ocupa la sede de la Fundación Maphe, para la construcción de un nuevo circo en la ciudad. Se trataba de un teatro edificado con materiales donde primaba la madera con una sola pista circular y gradas a su alrededor, construido por el arquitecto Pedro Vidal e inaugurado en 1868, y que fue conocido como Circo Ecuestre. 

   Foto Circo Price en el Paseo de Recoletos

 Plano de Madrid de 1877 de Otto Neusel

Foto del Circo Price en el Paseo de Recoletos

 

 

La bailarina Marie Guy-Stéphan                                     Josefa Vargas la Fouco, pintada por  M.Esquivel
Trapecista en el Circo Price del Paseo de Recoletos

Próximo al Circo Ecuestre, se encontraba el Circo de Madrid, pero desde el primer momento el Circo Price disfrutó de un gran éxito, sobre todo porque supo adaptarse a un público más popular ya que tenía precios más asequibles.

En 1876 Thomas Price consigue la cesión de unos terrenos durante 25 años, que estaban situados en la Plaza del Rey, donde estuvo ubicado el circo de Paul Laribeau, el denominado Circo Olímpico que había sufrido un incendio en 1876, y donde Price había iniciado su carrera artística madrileña, para la edificación del futuro Circo Price.

Price, fallece en tierras valencianas en 1877 mientras realizaba una gira circense, y el proyecto pasa entonces a manos de sus herederos, William Parish y Matilde Passi, hija adoptiva de Thomas Price. Para la construcción del nuevo circo, se recurre al arquitecto Agustín Ortiz de Villajos.     

Fachada y alzado del Circo Price. Autor Agustin Ortiz de Villajos. Archivo de Protocolos Notariales Madrid. Sección de la sede estable del Circo Price, un edificio poligonal de doce lados con estructura de fundición

El Circo Ecuestre, fue construido en un estilo ecléctico que mezclaba el neomudéjar y el plateresco, y que usaba materiales como el hierro para su estructura. Se decidió ponerle el nombre de su fundador, pasaría a denominarse Teatro Circo Price, y fue inaugurado en diciembre de 1880. El circo planificaba dos temporadas, una en invierno de zarzuelas, y otra en primavera con sesiones de circo representadas por artistas celebres. Fue tal la importancia que tuvo el Circo en la época, que incluso la orquesta Filarmónica dirigida por Pérez Casas realizó varios conciertos.

   
Cartel del circo Price

Circo Price desde la Plaza del Rey

   

 William Parish.    

Plano topográfico de Madrid 1940 

A la muerte de William Parish, uno de sus herederos en 1917, se hace cargo de la dirección del Circo, su hijo Leonard cuya desafortunada muerte en accidente de tráfico en 1930 supuso un punto de inflexión ya que se inicia un período de declive. En 1936 una bomba, destruye el circo, que se vuelve a reconstruir, pero nunca llego a alcanzar éxitos anteriores.

   
Fachada del circo Price bombardeado.1936     Proyecto de reconstrucción 1939 Archivo de Villa

Para hacer frente a la crisis, el nuevo propietario del Circo Martínez Carcelle, lo convierte en un teatro de variedades en el que se alternaban los espectáculos circenses con veladas de boxeo, y en algunos casos becerradas.

En1959 toman la riendas del circo los nuevos propietarios Arturo Castilla y Manolo Feijoo que inauguraron en 1962 Festivales de Música Moderna, con la participación de los míticos Miguel Rios, Micky, Juan Pardo, Junior o Albert Hammond, en un momento en el que nacerá en España este movimiento musical. Aunque nunca se perdieron los espectáculos de variedades de grandes figuras del momento como Mary Santpere o la trapecista, Pinito del Oro.

En 1970 se celebra la última función del Circo Price, debido a los cambios producidos por el desarrollismo y los nuevos aires que llegaban con el fin de la dictadura. Así, los socios mayoritarios del Price acuerdan en 1969 vender los terrenos al Banco Urquijo que decide demolerlo, y en el antiguo solar se levantará la sede del Ministerio de Cultura.

La ciudad de Madrid es una de las pocas ciudades del mundo con un espacio escénico dedicado al circo. El Teatro Price ha reivindicado este patrimonio único y lo ha convertido en una referencia internacional. En la actualidad las instalaciones acogen todo tipo de espectáculos, siendo un referente para el ocio y la cultura madrileña. 

Vota este contenido

Indica tu puntuación del 1 al 5

Resultado:

21 votos
  • Muy interesante

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos personalizados. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta su uso, pulse aquí para más información.

Cerrar
Subir Bajar