Chotis o cómo bailar sobre una baldosa

El chotis madrileño suena en cualquier verbena que se precie de la capital. Sin embargo, su máxima llega con las fiestas de San Isidro.

El origen del chotis es sorprendente. Lejos de lo que pudiera parecer, no se creó dentro del territorio español. Con origen en Bohemia, esta música y baile proviene del término Schottisch, que en alemán significa escocés. Esta danza centroeuropea aterrizó en España el 3 de noviembre de 1850. La reina Isabel II había organizado una fiesta en el Palacio Real de Madrid. Fue entonces cuando el baile conocido como Polca Alemana cautivó a los asistentes. 

De este baile existen diferentes variantes en el folclore brasileño, austríaco, escandinavo, francés e italiano, entre otros. Se cree que el italiano Antonio Apruzzese fue el primer músico en tocar el chotis madrileño con un organillo. Esta sería la versión que todos conocemos.  

                                      Cartel Fiestas de San Isidro 1948

Y si hablamos de chotis madrileño, hay que hacer referencia a dos de los chotis más famosos: Pichi, con música de Francisco Alonso y letra de Emilio González del Castillo y José Muñoz Román, y Madrid, de Agustín Lara, ése que dice “Madrid, Madrid, Madrid…”,  

Pero como todo en esta vida, las cosas evolucionan y las tradiciones se tienen que reinventar. En los últimos años, además de verse al nuevo chulapo hipster (con gorra, barba y tatuajes) por las calles de Madrid, se han oído algunas versiones más modernas del chotis.

Una de ellas es la versión de Madrid que se eligió para la campaña a de promoción turística de Madrid en 2010.  Ariel Rot y The Cabriolets aportaron a este tema musical tradicional y con un fuerte sabor castizo, un toque moderno y vanguardista que refleja el dinamismo, la fuerza y la vitalidad de Madrid.

                                       Cartel Fiestas San Isidro 1947

Otro de los “neochotis” es Chotis Fusión, del grupo madrileño Alpalgarta, una banda casi imposible de catalogar que mezcla rumba, rock progresivo, jazz y ska con en el folklore y la idiosincrasia del Madrid mestizo.

No queremos olvidarnos del chotis Si te marchas de Merche, un básico inevitable de las fiestas de San Isidro, y favorita de chulapas y chulapos de todo Madrid por su evidente inspiración en Pichi.

Mención especial merece los Chotuits de Variedades Azafrán, chotis en 140 caracteres.

Existen diversas asociaciones como la Agrupación de Madrileños y Amigos Los Castizos o la Asociación Castiza de Rompe y Rasga que buscan preservar y mostrar las costumbre y tradiciones madrileñas, donde el chotis, no podía faltar.

El baile no es complicado, es sobre todo curioso, pues se ejecuta entero sobre una baldosa. El hombre permanece quieto sobre este espacio y sujetándose sobre sus puntas. Mientras, la mujer se mueve a su alrededor a la par que hacer girar a su pareja efectuando pasos cruzados o realizando ochos hacia atrás o hacia delante.

                                   Cartel Fiestas de San Isidro 1957                    

La indumentaria es vital, él con su pantalón negro, chaqueta, chaleco y parpusa, y la mujer con su traje de chulapa ceñido, su moño y mantón de manila.

 ¿Te animas a bailar un chotis?



Vota este contenido

Indica tu puntuación del 1 al 5

Resultado:

11 votos

  • Muy interesante

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos personalizados. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta su uso, pulse aquí para más información.

Cerrar
Subir Bajar