El Pasadizo del Panecillo y el Infante Don Luis de Borbón y Farnesio

Situado en la calle San Justo se encuentra el Pasadizo del Panecillo, entre la Basílica Pontificia de San Miguel (antes llamada iglesia de los Santos Justo y Pastor) y el palacio arzobispal.

La historia de este elemento arquitectónico está unida al pueblo de Madrid, a sus leyendas y al Infante Don Luis Antonio de Borbón y Farnesio (Sevilla, 25 de julio de 1727 - Arenas de San Pedro, 7 de agosto de 1785). El Infante Don Luis era el sexto hijo de Felipe V y el tercero del segundo matrimonio del rey, con Isabel de Farnesio. Como ocupaba un puesto muy lejano en la vía sucesoria se le orientó a la vida eclesiástica. No se estableció para el infante ninguna educación relacionada con sus futuros cargos eclesiásticos pero la reina intentó hacerle un programa educativo para transmitirle su pasión por las bellas artes, con una educación artística muy completa que posteriormente se verá reflejada en el mecenazgo y en ser uno de los ilustrados más importantes de la época.

                         InfanteLuisBorbon 

   Infante-cardenal Don Luis Antonio de Borbón, por Louis-Michel Van loo, ac.1737. Museo del Prado.

El mecenazgo del Cardenal-Infante se inicia ya con la construcción del palacio arzobispal, en la calle San Justo. El edificio se levantó cuando Madrid no era diócesis independiente y fue construido para ser la residencia madrileña del arzobispo de Toledo a instancia del Infante Luis Antonio de Borbón y Farnesio. Para ello unifica un grupo de casas que habían pertenecido a Antonio Pérez, secretario de estado de Felipe II. Posteriormente, en 1739 edifica la iglesia de los Santos Justo y Pastor hoy Basílica Pontificia de San Miguel, encargando la obra al arquitecto Santiago Bonavía. Desde el primer momento de la construcción esta obra fue caracterizada como una joya del diseño italianizante, una obra novedosa, que sigue siendo el paradigma del mejor rococó en Madrid.Con el fin de asegurarle una ventajosa situación económica, Isabel de Farnesio realiza gestiones con el Vaticano y en 1735, con ocho años de edad, fue investido como Arzobispo de Toledo. Tres meses después el Papa Clemente XII lo nombra Cardenal presbítero de Santa María della Scala y en 1741, el Papa le otorga el Arzobispado de Sevilla. El infante contaba desde los 14 años con fortuna propia y tenía una renta anual de cinco millones de reales de vellón. Aunque no había recibido órdenes ni residía en sus sedes episcopales.

                           Letrero Pasadizo

Entre la iglesia y el palacio se conforma el pasadizo conocido popularmente como “del Panecillo”, que según la tradición madrileña recibe el nombre de la costumbre, que instaló el Cardenal-Infante don Luis, de dar un pan a cada mendigo que asistiera a misa. Se compaginaba con el Callejón de la Pasa en la trasera del palacio arzobispal, en el que daban un puñado de pasas a los mendigos, actividades que se tuvieron que suprimir por los escándalos que se organizaban, siéndo finalmente cerrado con una verja de hierro en 1829.

En 1761 compra el Estado de Chinchón a su hermano el Infante don Felipe y el señorío de Boadilla del Monte a la marquesa de Mirabal. El lugar elegido para la construcción de su palacio fue Boadilla del Monte, diseñado por Ventura Rodríguez.

                            PalacioBoadilla

                            Palacio de Boadilla del Monte

Atrajo a amantes de las letras, las ciencias y las artes, se rodeó de la aristocracia del talento. Una de las piezas más importantes del palacio era su capilla, nombrando maestro de la misma nada menos que a Luigi Boccherini. Su biblioteca era de las más importantes de autores ilustrados, se rodeó de los mejores pintores de su época, Raphael Mengs, Luis Paret y Álcazar, Francisco Sasso y porteriormente Goya.Los intereses del Cardenal-Infante no eran los eclesiásticos; sus aficiones eran la música, la danza, la caza, el tiro y la esgrima. En 1754, con 27 años, abandona la carrera eclesiástica y pasa a ser simplemente Infante, con una asignación anual de quince millones de maravedíes, vuelve a vivir en la corte y continúa con su afán coleccionista y de mecenas de las artes.

El Infante solicita casamiento al rey, quien por una Pragmática Sanción de 1776 establecía que no se casaría con persona de igual linaje y así sus hijos no tendrían acceso al trono, obligándole a abandonar la corte y el palacio de Boadilla del Monte.

                             Palacio Mosquera

                             Palacio de la Mosquera. Arenas de San Pedro.

Casado ya con María Teresa de Vallabriga, inicio una vida itinerante fuera de la corte, hasta que en 1780 se instaló en Arenas de San Pedro, donde construyó el Palacio de la Mosquera, también diseñado por Ventura Rodríguez, donde traslado su colección, convirtiéndolo en otra corte paralela, retomando la actividad del palacio de Boadilla y donde continuaron asistiendo los intelectuales de su tiempo y donde Goya realizó muchas de sus obras.

Vota este contenido

Indica tu puntuación del 1 al 5

Resultado:

28 votos

  • Muy interesante

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos personalizados. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta su uso, pulse aquí para más información.

Cerrar
Subir Bajar