Saltar navegación

La Biblioteca Canillejas sale a la calle

Todos los años, el último viernes del mes de mayo, se celebra en el Parque de Canillejas el Festival Vive Convive, evento que se lleva a cabo con las asociaciones del distrito San Blas / Canillejas.

Este año, por inclemencias del tiempo, se celebró en octubre, aunque al final tuvimos una tarde tan calurosa como en el mes de mayo.

Así, el 6 de octubre, la Biblioteca Canillejas, junto con las bibliotecas vecinas José Hierro y San Blas, acudió a la cita con el distrito y los vecinos con la misma ilusión de todos los años.

Acompañamos a organizaciones no gubernamentales como Avivar – Horuelo, organizadora del evento, Cáritas, Talloc o La Rueca y a centros institucionales como CMSc, Centros de mayores o Servicios Sociales del distrito.

En este festival cada entidad desarrolla una actividad lúdica y divertida, destinada principalmente al público infantil. Este año, aprovechando la incorporación de juegos de mesas al fondo de las bibliotecas de la Red, jugamos con todos los participantes que así lo quisieron, y fueron muchos y de muy diversas edades.

Más de 300 niños acudieron a nuestras mesas, que ofrecían 4 juegos diferentes:

  • Jenga o Torre: juego que consiste en una torre compuesta por piezas rectangulares de madera que los participantes deben retirar sin tirar la torre.
  • Dobble: juego que consiste en cartas con diferentes imágenes entre las que siempre hay una que repite en cada una de las cartas. Cada jugador recibe una carta y debe buscar la que se repite en una carta colocada en el centro. Es un juego que requiere mucha agilidad mental, pero es muy divertido.
  • Spedd Cups: juego que consiste en cinco cubos de colores que hay que colocar en el orden en el que aparezcan en las cartas que se van sacando ¡Hay que ser muy rápido para ganar!
  • Literae: juego de cartas creado por una compañera de la Red de Bibliotecas en el que cada jugador debe juntar cuatro de la misma familia (todo familias literarias, claro).

Cuando los niños y mayores pasaban por los juegos, se les sellaba un pasaporte que, una vez relleno con cinco actividades, era canjeado por una planta, donación de los viveros municipales. Además, todos los participantes recibían una simpática chapa con el símbolo de las bibliotecas públicas, en su versión forzuda y además, el ganador de cada ronda recibía un pequeño regalo. Y si los regalos y el gran recuerdo sabían a poco, grandes y pequeños, podían llevarse libros de regalo a escoger.

La Biblioteca participa en este festival desde la octava edición, en el 2015, año en el que participamos contando cuentos. Este año se celebraba la decimosexta edición y fue todo un éxito de asistencia y participación.

Cuando se acaba una edición del Vive Convive, comienza la del año siguiente y hay que superarse en cada edición porque los participantes son exigentes y nos debemos a ellos.

Vota este contenido

Indica tu puntuación del 1 al 5

Resultado:

65 votos
  • Sin interés
Subir Bajar