Biblioteca María Zambrano. Solidaridad para quien la necesite

cabecera_690

En esta biblioteca todo el mundo encuentra acogida y solidaridad.

Frente a la tradicional visión de las bibliotecas públicas como lugares de estudio, depósitos de libros y otros materiales, las bibliotecas, en la actualidad, se constituyen en lugares de encuentro y convivencia, de propuestas para la comunidad local y, por supuesto, de mejora social.

Los orígenes de la Biblioteca María Zambrano, perteneciente a la red de Bibliotecas Municipales de Madrid, se remontan a 1993 bajo la denominación de Biblioteca de Tetuán. Desde 2010, nace renovada en una nueva ubicación (Centro Cultural Eduardo Úrculo, barrio de Almenara) en instalaciones, fondos, servicios y personal, tomando como nombre el de la intelectual, filósofa y ensayista, María Zambrano.

Vamos a destacar en esta noticia algunos de nuestros últimos proyectos solidarios consistentes en acercar la lectura y la información a las personas más vulnerables, acompañándolas y amortiguando estados de miedo, soledad, angustia y estrés.

La biblioteca solidaria acoge a:

Mujeres mayores con el proyecto "Otras Culturas"

Este proyecto consistió en tres charlas entre mujeres mayores del barrio y Khalid, un mediador intercultural marroquí residente en Madrid, para conocer la cultura árabe, por medios de lecturas y material audiovisual. Los temas tratados fueron: gastronomía, bodas marroquís y ramadán. El objetivo fue acabar con ideas preconcebidas sobre las personas extranjeras árabes, acercando su realidad y así acoger de manera más empática a las personas inmigrantes del barrio.

                                           

Personas enfermas con el proyecto "Puntos de Lectura por en centros de salud".

Nació con la idea de llevar lecturas a esas personas que cada día se acercan al Centro de Salud de la avenida de Asturias para ser atendidas por el personal sanitario y hacer que esta espera sea más amena y divertida, reduciendo así el estrés provocado por el miedo a lo que pueda acontecer dentro de las consultas médicas. En especial, para los niños y niñas, a veces, desorientados o desubicados de sus lugares habituales, es de mucha ayuda coger un libro, ojearlo, compartirlo con su acompañante o entrar en la consulta con él, convirtiéndose en un objeto de atención y conversación.

Se creó un centro de libros para adultos, otro infantil y una lista de recomendación para mujeres embarazadas.

                               

Inmigrantes recién llegados.

Con la creación de un nuevo servicio físico en la biblioteca de mediación intercultural. A través del mediador Khalid, cualquier inmigrante podía pasar por la biblioteca, plantear sus dudas, inquietudes, problemas etc. sobre ayudas sociales, nacionalidad, escolaridad de hijos e hijas, dotación de alimentos, empadronamiento, formación, aprendizaje de español, comunidades de vecinos, comedores sociales... Una vez recibidas estas consultas, se les daba respuesta con información, traducción de la documentación, trámites a seguir, cumplimiento del papeleo, mediación con las instituciones, contacto y acompañamiento a las sedes oficiales.

                                          

Extranjeros.

Con el fin de apoyar su aprendizaje del idioma español, se hacen clubs de lectura fácil, visitas guiadas y recomendaciones de diversos materiales.

                                          

Personas en soledad no deseada.

En colaboración con el proyecto de "Soledad no deseada" del servicio Madrid Salud, perteneciente al Ayuntamiento de Madrid, se realizan colaboraciones con diversas instituciones y organizaciones sociales y de salud del barrio, creando encuentros vecinales y familiares en el Huerto urbano de Ventilla con lectura de poesía, cuentacuentos, teatralización, celebración de eventos literarios, actividades, además de recomendaciones de lecturas, visitas guiadas, cinefórum, participación en clubs de lectura, tertulias en inglés, talleres de narración oral y lecturas en voz alta...

 

Mayores en residencias en tiempos de COVID.

Junto con otras tres bibliotecas de la red (Miguel Delibes, José del Hierro e Iván de Vargas) y Voluntarios por Madrid, la Biblioteca María Zambrano, realiza el proyecto “Leemos para tí” llevando lecturas a las personas mayores en residencias madrileñas, por medio de la lectura en voz alta de los voluntarios y la selección y dinamización de las lecturas por parte del personal de la biblioteca. La actividad es posible gracias a las nuevas tecnologías, puesto que las lecturas se hacen por medio de ordenadores, pantallas o proyectores, los voluntarios leen desde la biblioteca y los mayores escuchan desde las residencias o centros de día.

Enfermos con insuficiencia renal.

Por medio del proyecto “Lavandería Lectura: lectura que limpia dirigida a pacientes renales” un proyecto en colaboración con FRIAT (Fundación Renal Íñigo Álvarez de Toledo), consistente, por el momento, en: 

Club de Lectura: distribución de libros a pacientes en las sedes de la fundación, dónde se administra diálisis, comenzó en junio de 2021. 

Lectura en voz alta: para los pacientes mientras están en diálisis, empezará en septiembre de 2021 (si la pandemia nos lo permite).

Festival de Cuentos: narraciones de cuentos en la sede de la Fundación en Madrid para Navidades. 

                                          

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos personalizados. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta su uso, pulse aquí para más información.

Cerrar
Subir Bajar