Vitrina 3

Muchos fueron los ilustradores que dieron vida a las aventuras de Celia y de los personajes que la rodeaban, Cuchifritín, Matonkikí, Mila…

Regidor fue el primero en plasmar el mundo de Celia en el suplemento “Gente Menuda” en 1928. Ya hemos visto, en la vitrina anterior, algunos de los ilustradores que trabajaron en la primera época.

“El cuaderno de Celia” de 1947 (1) refleja la preparación para la primera comunión.  Se ponen de manifiesto las ideas de misticismo y religiosidad que Inés Field, gran amiga de Elena Fortún, trasmitió a esta durante su exilio en Argentina. Este ejemplar está ilustrado por Zaragüeta.

“Celia madrecita”, 1949, (2) está ilustrado por Alconte. Celia tiene ya catorce años y pasa a encargarse de la familia a la muerte de su madre. Refleja las vivencias de una adolescente que tienen que hacerse cargo de su padre viudo y de sus hermanas Teresina y María Fuencisla, la futura Mila. Asimismo refleja la convulsa sociedad del momento que avanza  inexorable hacia la guerra civil.

Álvaro Delgado ilustra la edición de Celia institutriz en América (3), de la colección Celia y su mundo. Aguilar también lo publicó en la colección Crisol pero sin ilustraciones. Celia ha cumplido diecinueve años y emigra con su familia a Argentina buscando nuevas oportunidades. Las distintas situaciones en las que se ve inmersa, la harán madurar produciendo en ella cambios psicológicos.

Jesús Bernal es el ilustrador de la serie protagonizada por Mila, la hermana de Celia. Aquí encontramos un ejemplar de 1950 de “Mila, Piolín y el burro” (4).

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos personalizados. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta su uso, pulse aquí para más información.

Cerrar
Subir Bajar