Ganadoras y ganadores del I Concurso de Microrrelatos

Estos son las ganadoras y los ganadores de nuestro I Concurso de microrrelatos dedicado al bicentenario del inicio de la Guerra de Independencia de 1808, celebrado en el 2008.


GANADOR

Jesús Urceloy "Merde"

Se le vinieron encima y no le dio tiempo siquiera a gritar ¡Merde! Aquellas bestias de cara aceitunada y cejijunta, con las facas abiertas, con aquellos cuchillos sucios de destripar melones. Los cuatro a grito, a lo que fuera, aquella mañana de 1808. Y se le vinieron que no supo ni de cómo, ni de dónde. El francés tiró de sable tarde, muy tarde y ya las navajas le cosían tripas, muslos, vejiga y lo que fuera: a saco. ¡Merde!

- No te digo -dijo el gitano en la taberna unos días después - sólo hacia acordarse de su madre!

2º CLASIFICADO

Pedro Santa Cruz Castillo "El Gol de la honra

Pedro Santa Cruz Pedro Santa Cruz Pedro Santa Cruz"…

A los 12 años mis exámenes de Física consistían en remarcar y remarcar mi nombre durante una hora y dejar en blanco los tres ejercicios. Sin embargo un día me empeñé en resolver el problema nº 3 como si fuera el gol de la honra cuando el partido está perdido. Apliqué fórmulas, recordé explicaciones y emocionado hallé la solución: 1808 m/sg. Entonces, minutos después, el profesor dijo: “Escuchad, el problema nº 3 está mal planteado y no tiene solución, no lo hagáis”.

Pues eso: Pedro Santa Cruz Pedro Santa Cruz…

3º CLASIFICADO

Santiago Navascués Ladrón "Dios se durmió"

Cuerpos inermes inundan el paisaje. La piedra llora sangre inocente. Conversan.

- Mi sargento, ¿está seguro que hacemos bien cercenando la vida de las gentes del pueblo?
- Nuestro deber es acatar órdenes, no cuestionarlas. ¡Preparen armas! -Pero sargento, ¿que pensará Dios?
- La Providencia nos ha enviado a Madrid para obedecer las órdenes del Emperador, pues su palabra es la palabra de la misma Providencia. ¡Apunten!
- Y dígame sargento, ¿cómo sabemos que Dios accede a la voluntad del Emperador? Más bien parece simple venganza sanguinaria.
- ¡Soldado! Intente creer que tal día como hoy, 3 de mayo de 1.808, Dios se durmió. ¡Fuego!

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos personalizados. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta su uso, pulse aquí para más información.

Cerrar
Subir Bajar