El tiburón tigre.

¿Sabías que...los tiburones tigre pueden perder unos 30.000 dientes a lo largo de toda su vida.? Pues esto y otras curiosidades en nuestro nuevo ¿Sabías que...?


Los tiburones tigre son una especie de la familia de Carcharhinidae característica de aguas templadas y cálidas. De ojos redondos y vientre de color blanco o amarillo claro, posee una cabeza, tórax y abdomen robustos, el cual es más delgado en su parte posterior. Su piel es de color azulado o verdoso lo que le sirve de camuflaje, ya que suelen atacar desde abajo para pasar desapercibido en el fondo del océano. Recibe el nombre de tigre, ya que al igual que su homónimo asiático, tiene una serie de rayas oscuras transversales en el dorso y costados que suelen atenuarse con la edad.

Según estudios recientes algunas tipos de tiburones, entre los que se encuentra el tiburón tigre, son capaces de tomar caminos directos de un lado a otro en un radio de 50 kilómetros de distancia, lo que demuestra una gran capacidad de registrar mentalmente puntos clave siguiendo un patrón establecido. Diversas hipótesis apuntan a que esto ocurre porque pueden guiarse utilizando el campo magnético de la Tierra, ya que muchos de estos recorridos los realizan durante la noche.



Otra curiosidad de esta especie marina es que pueden perder unos 30.000 dientes a lo largo de toda su vida. Al estar ordenados en filas consecutivas, cuando uno cae, otro se gira hacia delante para ocupar su lugar. Esto suele suceder cuando atacan a grandes animales o tortugas, ya que utilizan su dentadura para romper sus huesos o caparazones. Por este motivo, sus dientes son grandes, afilados y muy ganchudos, con bordes fuertemente aserrados para poder atravesar fácilmente los huesos de sus presas. 

 Además, son extremadamente sigilosos y pueden captar las ondas de presión de baja frecuente, lo que les permite detectar presas incluso en aguas revueltas. Si a esto le unimos su extraordinaria visión y su magnífico sentido del olfato, hacen de ellos un poderoso depredador. Una vez que han descubierto su próxima captura, la rodea y empieza a nadar en círculos alrededor suyo. Después se acerca a ella y la da con su hocico para posteriormente cogerla. Si se trata de una pieza más grande, en vez de tocarla, la muerde para despedazarla en trozos. En los últimos años su población se ha visto bastante mermada, por lo que la “Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza”, lo ha incluido dentro de su lista roja como especie ‘casi amenazada’.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos personalizados. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta su uso, pulse aquí para más información.

Cerrar
Subir Bajar