Pitipieza Jocosa sobre la palabra Constitucion y su significado

Este sainete ofrece una visión satírica de las dificultades del pueblo para entender el sentido de la Constitución de 1812.

Esta pieza ofrece una visión satírica de las dificultades que tenía el pueblo para entender el verdadero sentido de la Constitución. En un salón del ayuntamiento de cualquier pueblo, se ejecuta el mandato de celebrar con solemnidad la Constitución, se hallan presentes: el alcalde, los principales vecinos del lugar, regidores y un escribano, que se expresan de este modo:

«Alcalde: Alguacil, date una vuelta y reconoce si falta alguna persona de fundamento...

Alcalde: ... es pues el caso que dende Madrid me dicen los que manejan aquel fregao que en esta villa se celebre con función de Iglesia, con iluminación, cohetes y repique de campanas la publicación de la Constitución Española ... lo que no podemos atinar por más que nos descornamos es lo que diantre senifica la palabrica Constitución ...

Pedro: ¿Sr. Alcalde hablo yo?

Alcalde: Hable Usted

Pedro: Que sea su merced tan bestia que no haya reconocío que eso está tergiversao y mal traducío y que querra decir Consunción.

Alcalde: Tiene Usted razón, tío Pedro, tiene Usted una gran cabeza y es lástima que viva ignorado del mundo y metido, como suele decirse en una cuba... ¡Qué animalada! Consunción ¿Hombre, sabe Usted lo que quiere decir Consunción?...

Tío Juncia: Señor, yo digo que eso es preciso que sea yerro de imprenta, y que a donde dice Constritución deberá leerse Contribución.

Alcalde: Señor Juncia, lo ha hecho Usted como un condenado. Venga Usted acá, pobre hombre. ¿No considera, que si pidieran otra nueva contribución, no vendría con la coleta de que hubiera luminaciones, cohetes, función de Iglesia y repique de campana?...»

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos personalizados. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta su uso, pulse aquí para más información.

Cerrar
Subir Bajar