Las compañías (Vitrina 5)

Los actores principales tenían una gran reputación profesional y su fama era el mejor reclamo para cualquier obra.

Una compañía ideal estaba formada el autor o director, 5 damas, 3 galanes, 2 graciosos, 2 barbas, 1 anciano, 2 músicos, 1 arpista, 1 apuntador, 1 guardarropa y 1 cobrador. A estos hay que añadir otros cargos como el censor, el escribano, los alguaciles, los tramoyistas, etc.

Recibían un sueldo diario llamado parte, dicho sueldo les otorgaba un poder adquisitivo por encima de la media de los madrileños aunque podía haber diferencias de salario de hasta un 40% según el puesto que desempeñasen

Tabla de sueldos de una compañia

Fuente: Félix Núñez Caballero. La gestión estratégica de los corrales de comedias de Madrid a través del análisis de los libros de cuentas (1700-1744). Tesis doctoral, 2016-2017.

Ingresos de las compañías y sus destinos

El Archivo de la Villa de Madrid conserva numerosos legajos de contaduría se recogen los gastos e ingresos derivados de las representaciones teatrales en los corrales de comedias madrileños durante el siglo XVII.

Las compañías teatrales fueron institucionalizando su quehacer como divertimento y negocio en una España ávida de festejos hasta constituirse en un elemento importante de la economía del reino. El arrendamiento de los corrales y sus distintos aposentos a las cofradías permitía una recaudación con el fin de sufragar los gastos de menesterosos y enfermos de la Villa. Paralelamente los cómicos invertían otra parte de su recaudación en su sustento y actividad (Elena Martínez Carro).

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos personalizados. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta su uso, pulse aquí para más información.

Cerrar
Subir Bajar