La primera lotería de España

Imagen de un lotero ambulante 1860

En 1763 con ánimo de recaudar fondos para el Real Erario sin quebrantar aún más los bolsillos de sus súbditos, Carlos III instituyó una suerte de tasa sobre el juego, vista antes en Nápoles y que conocía bien

Esto constituyó una importante novedad habida cuenta que los juegos de azar no siempre han gozado del mismo prestigio y aceptación por parte de la autoridad. A épocas de tajante prohibición las seguían otras de tolerancia gubernativa y desenfreno en el juego.  Ya desde época de Juan I de Castilla,  en 1387, se tiene noticia de disposiciones contra la práctica de los juegos de azar, que fueron renovadas en época de Felipe II y durante todo el SXVIII. Sin embargo nunca pudo erradicarse esta plaga que se consideraba muy perjudicial para la moral pública, por ser origen de disputas personales y ruina de haciendas.

Por ello, quizá la intención de Carlos III al instituir la primera lotería no solo era recaudar sino también encauzar una costumbre social y sacarla de los círculos de marginalidad(1) por lo que pasó de ser perseguida a constituirse en monopolio real.

Sea como fuere, en 1763 por Real Decreto de 30 de septiembre, se instituye la “Real Lotería” que consistía en apostar a cinco (o más) números que debían coincidir con los extraídos de una caja o arca.

Esta caja contenía noventa bolas de marfil que contenían noventa números que se correspondían con el nombre de otras tantas doncellas, generalmente del Colegio de las Desamparadas, del Real Hospicio, o del Colegio de Monterrey (2)  Estas muchachas asociadas a un número recibían una pequeña cantidad para su dote si su número se encontraba entre los extraídos(3)

Los sorteos (o “extracciones” como se llamaron en su momento) se realizaban en la Sala del Real Consejo de Hacienda y era preceptivo la presencia de los ministros de dicho Consejo (4)

Para darlo a conocer y mostrar sus diferentes modalidades de apuestas fue necesario editar este pequeño manual  que conservamos entre nuestros fondosPortada del método de juego

 Los interesados en participar debían acudir a la “casa de la Dirección, sita en calle Santa María cerca de los Capuchinos de la Paciencia” (5) donde de manera temporal se había instalado la Real Lotería. Una vez allí el jugador seleccionaba cinco números que se anotaban en una lista, y recibía una “cedulita”, llamada “Rescuento”, y que servía de resguardo mientras se imprimían los denominados “pagarés” donde se consignaban los números seleccionados y los nombres y apellidos de las doncellas en los que recaigan, así como el sello de la Dirección de Loterías y que constituía el único medio lícito para cobrar el premio (o “promesa”). (6)

El primer sorteo se celebró el 10 de diciembre de 1763 y la extracción ganadora fue: 18, 34, 80, 51, 81 (7)

Visto el éxito de la medida pronto se aumentó  el número de extracciones estableciéndose dos más en 1811  con motivo de la Guerra de la Independencia y otros dos extraordinarios en 1817. (8)

Como era de esperar surgieron multitud de sistemas que aseguraban el premio mediante complicados  (“muy sencillos” según sus autores) cálculos. De uno de ellos editado en 1854 hemos extraído este curiosa “Jugada cabalística en verso quebrado”

El setenta afortunado

Sin los nueves,

Más menos tres aumentado

Si te atreves,

Jugarás con el sesenta

Que te espera:

Quítale y pon cuatro y treinta,

Considera

Que tres por cuatro, ocho y doce

Menos uno,

Hoy se encuentra muy en roce

Más que alguno.

Diez y nueve al derecho y al revés

No te engaño,

Darán ternos treinta y tres

En este año.

Ánimo, pues, todos a una

En busca de la fortuna

 

  portada de la mina de oro

 

En 1812 se adoptó un nuevo sistema llamado “Lotería Nacional” o “Nueva Lotería” en contraposición a la lotería “primitiva”, conviviendo ambas hasta 1862 en que la lotería primitiva queda derogada (9)

Referencias:

1.- HERRERO SUAREZ, Henar “El monopolio de una pasión: las Reales Loterías en tiempos de Carlos III”  Valladolid: Secretariado de Publicaciones, Universidad, D.L.1992

2.- Ibídem

3.- GARVIA, Roberto “Historia ilustrada de las loterías en España”[Barcelona] : Lunwerg, [2007]

4.- Demostración en que se dá un méthodo facil para jugar en la nueva lotería de Madrid, con todas las noticias que la pertenecen [Madrid] : En la Imprenta de Gabriel Ramírez, 1763.

5.-Ibídem

6.-Ibídem

7.- La mina de oro, ó sea Arte de jugar a la lotería primitiva... / por J. L.  --  Madrid : [s.n.], 1854 (Imp. de Manuel Romeral y Fonseca) 

8.- Aviso. La justa opinión y notorio crédito de las Reales Loterías de España... ha fomentado los deseos de éste [el público] hasta un punto que no son bastante á satisfacerlos la frecuencia de sortéos que se celebran de la Primitiva y Moderna. La Dirección general... ha propuesto, y S.M. se ha servido aprobar, un sortéo extraordinario de grandes premios... Este gran sortéo se compondrá de...[S.l. : s.n., 1817]

9.- GARVIA, Roberto “Historia ilustrada de las loterías en España”[Barcelona] : Lunwerg, [2007]

 

 

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos personalizados. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta su uso, pulse aquí para más información.

Cerrar
Subir Bajar