Encuadernaciones II

VITRINA 2

No sólo es la piel el elemento empleado en recubrir este tipo de libros. Se utilizan, además, materiales tan suntuosos como el marfil, a veces decorado con cenefas pintadas en verde y dorado (5) o aplicaciones del mismo material con motivos religiosos (7). Es frecuente el uso del nácar blanco, en ocasiones con relieves (3) o tornasolado con formas geométricas (6). También se usa el carey, liso o con incrustaciones de otros materiales, tanto para los planos como para los broches de cierre (2). Otro ejemplar (4) está realizado en ebonita con un relieve representando El Buen Pastor.

Igualmente lujoso es el ejemplar encuadernado en terciopelo burdeos con aplicaciones de nácar blanco (8). No es tan frecuente encontrar devocionarios con las cubiertas en plata repujada, como el aquí expuesto, con la imagen de la Inmaculada rodeada de azucenas (1).

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos personalizados. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta su uso, pulse aquí para más información.

Cerrar
Subir Bajar