Cortes y broches I

En consonancia con la riqueza de la encuadernación, los cortes son dorados, plateados, irisados o marmoleados; a menudo bruñidos, cincelados e incluso miniados. En ocasiones, la vistosidad de los cortes contrasta con la sencillez de las pieles lisas y sin decorar. Los broches de cierre suelen ser de metal, piel o una combinación de ambos.

VITRINA 3

Al fondo, tres devocionarios muy similares por la simplicidad de las encuadernaciones que permiten resaltar los preciosos y singulares cortes, especialmente los números 2 y 3, muy poco frecuentes. Además, el ejemplar número 2 presenta una curiosa encuadernación articulada.

Los broches de cierre de estos ejemplares son especialmente decorativos, como los del número 4 realizados en esmalte azul limoges con motivos vegetales. Otros son de metal cincelado (7) o combinan piel y metal (5).

Aunque suelen presentar dos broches de cierre, el ejemplar número 6 solamente tiene uno, delicadamente cincelado, con un medallón que cobija una cabeza femenina velada

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos personalizados. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta su uso, pulse aquí para más información.

Cerrar
Subir Bajar