El dragón y la corona del escudo de Madrid.

Entre 1850 y 1967 el escudo de Madrid incluía un dragón y una corona cívica

En 1842 el Archivero de la Villa, a la sazón don Facundo Porras Huidobro, elevó un informe, producto de una consulta,  al Pleno de la Corporación donde admitía no encontrar obstáculo para la inclusión en el escudo de la Villa de algunos elementos nuevos. Entre ellos, concretamente un gripho (animal mitológico mitad águila, mitad león) por ser este dragón una de las señas más antiguas de la Villa. El otro elemento era una corona cívica.

El origen de este “fiero y espantable dragón” está en el que Juan López de Hoyos, catedrático de Estudios de la Villa, dice haber conocido labrado en la dovela principal de la puerta que él llama “de la culebra” y que según  relata en “Hystoria y relacio[n] verdadera de la enfermedad felicissimo tránsito, y sumptuosas exequias funebres de la Serenissima Reyna de España doña Isabel de Valoys”, traían los griegos por armas. Concretamente el emperador tebano Epaminondas “el qual ponia en las obras y edificios que edificaua, de donde inferimos estos tan excelentes y superbos muros auer sido edificados por esta tan antigua, e ilustrada  gente, pues en ellos hallamos sus armas y memoria”.

Es de admirar el intento del cronista de elevar la categoría de la Villa (ahora Corte) retrotrayendo su fundación a la Antigüedad, (cosa común por otra parte a todos los cronistas de cualquier ciudad), sin embargo el propio Juan López, en su obra “Real apparato y sumptuoso recebimiento con que Madrid (como casa...) rescibio a la serenisima reyna D. Ana de Austria” incluye  un dibujo del “dragón” (que podemos ver en la parte superior de la página) donde claramente no pasa de culebra. Y así nos lo contaba Ramón de Mesonero Romanos, ya en 1861, cuando nos advertía que Juan Lopez había consignado “con más celo que buen criterio, mil confusas tradiciones”, y afirmaba que la primera muralla de Madrid databa de tiempos de la dominación islámica (1).

 La corona cívica fue entregada por Fernando VII a la Villa por la actuación de los vecinos en los sucesos de 7 de julio de 1822 que enfrentaron a la Guardia Real contra las fuerzas constitucionalistas de la Milicia Nacional para la defensa de los derechos constitucionales. En aquella ocasión la Milicia logró frenar a tres batallones de la Guardia Real que intentaban avanzar hasta la Plaza Mayor. Aunque fue aprobada en sesión del Pleno el 2 de julio de 1839, no fue hasta 1842 cuando fue admitida y sancionada por los Reyes de Armas. Sin embargo de todos los elementos del escudo de la Villa es este el único documentable sin género de dudas. Esta corona estaba formada por un trenzado en guirnalda de hojas de roble carmesí

De esta manera el escudo de la Villa, a partir de 1850 y hasta 1967, se componía de dos cuarteles y manteledura. En el de la derecha, sobre campo de azur, la figura de un gripho de oro. En el de la izquierda sobre campo de plata, un madroño sinople con frutos de gules y un oso empinado a él, lenguado de gules, terrazado de sinople (2)

Estos elemento (corona y dragón) pervivieron en el escudo de armas de la Villa hasta 1967, cuando el Consistorio solicitó un informe a la Real Academia de la Historia y su presidente Dalmiro de la Valgona, en un documentado estudio (3) determina el error de incluir tal dragón. Desde entonces el escudo permanece tal y como lo conocemos hoy, es decir, en campo de plata, un madroño de sinople (verde), terrasado de lo mismo, frutado de gules (rojo), y acostado de un oso empinante de sable (negro) y bordura de azur, cargada de siete estrellas de plata; al timbre, corona real antigua.

Para saber más:

-Mesonero Romanos: El antiguo Madrid : paseos histórico-anecdóticos por las calles y casas de esta Villa.  Madrid : Est. Tipográfico. de F.de P. Mellado, 1861.

-Sastre Arribas, Mª José: El escudo de Madrid: historia necesaria, realidad visceral e idealidad racional [S.l. : s.n.], D.L. 1987 (Madrid : Industrias Gráficas Caro) 

-Carrascosa, Joaquín Historia de los escudos de la Villa de Madrid. Madrid: Méndez, D.L. 1981.

-Bernáldez Montalvo, José María: “El escudo heráldico de la Villa. Otra vez” En: Revista de la biblioteca, archivo y museo del Ayuntamiento de Madrid. Nº 55. 1979. Pág 153

Referencias

1.-“El antiguo Madrid: paseos histórico-anecdóticos por las calles y casas de esta Villa” / Ramón de Mesonero Romanos  --  Madrid: Est. Tipográfico. de F.de P. Mellado, 1861 )

2.- “Historia de los escudos de la Villa de Madrid” / Joaquín Carrascosa; Madrid: Mendez, D.L. 1981.

3.- “El escudo heráldico de la Villa de Madrid” / Dalmiro de la Válgoma.  Tirada aparte del Boletín de la Real Academia de la Historia t CXLVIII, cuaderno II, págs. 201-247) Madrid 1961.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos personalizados. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta su uso, pulse aquí para más información.

Cerrar
Subir Bajar