BT: de cara al siglo XXI

Actualización:

Octubre 2018

Informativo de la Biblioteca Técnica

Explorando los orígenes

Pared compuesta de libros apilados con una puerta abierta mostrando un camino boscoso flanqueado por árboles

Origen de la fundación de la Biblioteca Técnica

Para rastrear el origen de nuestra biblioteca hay que remontarse hasta la sesión ordinaria del Pleno del Ayuntamiento de Madrid del 29 de agosto de 1913 en que el concejal don Mariano García Romero realizó una propuesta para "la instalación de una Biblioteca en la primera Casa Consistorial, para uso de los miembros que integran el Municipio y de sus funcionarios, y la inclusión en el presupuesto próximo de una partida para su instalación y adquisición de libros", siendo Secretario del Ayuntamiento don Francisco Ruano, figura fundamental de la época para las instituciones culturales municipales.
Siguiendo la secuencia de la documentación, en la posterior sesión ordinaria del Pleno del Ayuntamiento de Madrid, celebrada en fecha de 5 de septiembre de 1913, se tomó en consideración la propuesta del concejal don Mariano García Romero de creación de la biblioteca "para uso de los miembros que integran el Municipio y de sus funcionarios, en la que unos y otros hallen los libros, revistas y documentos que precisen para el mejor cumplimiento de sus cargos", pasando del objeto de la propuesta a la justificación funcional de la misma.
Sería ya el 8 de octubre de 1913, en sesión ordinaria del pleno del ayuntamiento de Madrid, que se acordó pasar a la Comisión respectiva la propuesta del concejal García Romero sin que se vuelva a tener noticia en los Boletines sucesivos de los dictámenes de dicha Comisión. Sin embargo, la existencia de la institución se constata en el Presupuesto ordinario de gastos e ingresos para el año 1914, aprobado por la Junta Municipal en diciembre de 1913, donde se consigna una partida de 15.000 pesetas "para creación de una Biblioteca para el servicio de la primera Casa Consistorial".
En años posteriores se mantiene la dotación presupuestaria, como se comprueba en el Presupuesto ordinario de gastos e ingresos para el año 1915, aprobado por la Junta Municipal en sesiones de diciembre de 1914, donde consta la asignación de una partida de 2.000 pesetas

"Para adquisición de libros y material de la Biblioteca para el servicio de la Primera Casa Consistorial". De estos datos podríamos concluir que durante el año 1914 se creó la Biblioteca, sin servicio aún, y que en el año 1915 se consolidó la asignación presupuestaria para formación del fondo. Esta misma partida “para adquisición de libros” se mantuvo en años sucesivos con distinto montante, 5.000 pesetas, 3.000 pesetas… para cuando la biblioteca era ya una realidad en funcionamiento.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos personalizados. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta su uso, pulse aquí para más información.

Cerrar
Subir Bajar