Saltar navegación

Biomímesis en la Biblioteca Francisco Ibáñez. Cómo nos inspira la naturaleza en pleno Madrid.

Nuestra biblioteca vincula a la UCM con Centros Educativos del distrito Chamartín desarrollando diferentes propuestas de divulgación científica.

Podemos pensar que ya todo está inventado, que poco o nada puede ya sorprendernos, pero el mundo se construye gracias a personas que no quieren pensar así, gente que rompe los modelos y mira más allá. No hace falta buscar lejos, mucho de lo que nos rodea es suficiente inspiración para transformar el mundo.

La bióloga estadounidense Janine M. Benyus a finales del siglo XX, revolucionó el mundo de la ciencia y de la tecnología al publicar diferentes libros sobre biodiversidad y desarrollar diferentes programas con el objeto de difundirla. En uno de estos libros aborda la disciplina de: la biomímesis.

¿Qué es la biomímesis?

La biomímesis es una nueva disciplina científica que estudia la naturaleza –estructuras, funciones, procesos y sistemas– como fuente de inspiración para resolver retos y problemas humanos, mediante el desarrollo de nuevos diseños que sean más eficientes y compatibles con el medio ambiente. Así, la biomímesis implica una observación consciente de la naturaleza para poder comprenderla y aprender de ella con el fin de imitarla, buscando construir un mundo más sostenible.

En la actualidad, existen numerosos ejemplos de estudio y aplicación de la Biomímesis en áreas de actividades humanas tan dispares como la agricultura, la medicina, la arquitectura, el transporte o la comunicación.

La biomímesis puede representar una valiosa y potente herramienta en la educación para la sostenibilidad -tanto formal como no formal e informal- desde la escuela infantil hasta la universidad. Cumpliendo un papel fundamental para la consecución de los objetivos marcados en la Agenda 2030.

La biblioteca como puente educativo

La biomímesis llego a nuestra biblioteca de la mano de Eva Batanero, profesora titular en la Facultad de Ciencias Químicas, Departamento de Bioquímica y Biología molecular de la Universidad Complutense de Madrid que divulga desde hace años, para todos los públicos, la biomímesis, y quería que la conociéramos y le diéramos la importancia que merece.

Eva acudió a la biblioteca porque supo ver el potencial que tenemos como espacio de encuentro y de divulgación. Las bibliotecas suelen verse como espacios que custodian libros, pero son mucho más que eso, ya en Alejandría varios intelectuales las utilizaban como espacios de reunión y de encuentro y desencuentro de ideas e hipótesis, muchos saberes se descubrieron y discutieron entre sus muros.

Nuestro objetivo como biblioteca pública es abrir esos muros, y siguiendo las pautas dadas por el Manifiesto de la Unesco sobre bibliotecas públicas, nuestro texto base que nos da sentido, convertirnos en “centros de información que facilitan a los usuarios todo tipo de datos y conocimientos… y presta sus servicios sobre la base de igualdad de acceso de todas las personas, independientemente de su edad, raza, sexo, religión, nacionalidad, idioma o condición social”. Ya que “la libertad, la prosperidad y el desarrollo de la sociedad y de la persona son valores humanos fundamentales que podrán alcanzarse si ciudadanos bien informados pueden ejercer sus derechos democráticos y desempeñar un papel activo en el seno de la sociedad. La participación constructiva y la consolidación de la democracia dependen de una buena educación y de un acceso libre e ilimitado al conocimiento, el pensamiento, la cultura y la información.”

Una vez consensuada la alianza, nos pusimos manos a la obra para hacer llegar estos saberes a los “futuros grandes tomadores de decisiones de nuestro destino”, las niñas y los niños.

A través de los talleres diseñados por Eva, podemos presentar la biblioteca con este enfoque, y dar a conocer nuestros fondos sobre materia, entre los que se incluye: ciencia, botánica, zoología, entorno natural, etc... para que los asistentes puedan resolver dudas y ampliar conocimientos sobre lo que aprenden durante el taller y adquirir autonomía en el uso y manejo de nuestros recursos y servicios.

Los talleres son muy prácticos, con una breve introducción teórica sobre conceptos base, y una parte manipulativa de dificultad media, adaptados a todas las edades. Buscan estimular a los estudiantes, que pueden integrar lo aprendido a través de experimentos y les aporta nuevos intereses en su futuro desarrollo educativo.

 

Desde diciembre de 2022 se han realizado más de 25 talleres de biomímesis en el que han participado más de 500 niños escolarizados en diferentes colegios del barrio, desde la escuela infantil hasta sexto de primaria. También han asistido alumnos del Centro de Nueva Pedagogía, centro que desarrolla una educación funcional dirigida a alumnado con más dificultades. Muchos de los estudiantes han repetido la experiencia durante dos cursos académicos consecutivos.

El proyecto es ilusionante y todos los centros educativos han mostrado un gran interés en su desarrollo, a corto y a largo plazo.

La buena acogida y entusiasmo nos está planteando la posibilidad de participar en el concurso internacional Yougth Design Challengery (El Desafío de Diseño Juvenil) organizado por el Instituto de Biomímesis. Estamos trabajando en la candidatura, y tenemos esperanzas en que pueda salir adelante.

La biblioteca se siente orgullosa de poder ofrecer nuestros espacios, que sirven de cambio de escenario de aprendizaje para nuestros escolares, y les invita a reflexionar sobre lo que podemos y debemos hacer para convertirnos en una sociedad más sostenible y, por lo tanto, mejor.

 

Vota este contenido

Indica tu puntuación del 1 al 5
  • Sin interés
  • Poco interesante
  • De interés
  • Muy interesante
  • Imprescindible

Resultado:

129 votos
  • Sin interés
Subir Bajar