Saltar navegación

Cuéntalo en la biblioteca

Encuentros vecinales en la Biblioteca Benito Pérez Galdós.

Posiblemente la forma más antigua de transmisión de sabiduría es la tradición oral. Antes de que existiera la escritura, eran las personas con más experiencia las encargadas de contar a los demás miembros de su grupo social (familia, clan, poblado…) los relatos, canciones o consejos que deberían pasar a la siguiente generación. Esta costumbre no murió con la aparición de los textos escritos, sigue tan vigente como lo era en el inicio de los tiempos y continúa siéndolo para mantener vivos en la memoria los pequeños asuntos de la vida cotidiana, aquellos de los que, por parecer insignificantes, no se suelen ocupar los escritores, pero que determinan el día a día de las personas y deberían conservarse con todo el mimo que podamos generar.

En la Biblioteca Benito Pérez Galdós estamos organizando encuentros mensuales con nuestros vecinos y vecinas en los que las personas que más tiempo llevan en este barrio de Universidad relatan sus vivencias y experiencias.

A partir de una vecina que actúa como contacto de la biblioteca con las gentes del barrio, hemos conocido a varias personas que se han acercado a contar cómo era éste hace años, incluso décadas (una mujer que vive aquí desde 1936), cómo ha ido cambiando (apertura y cierre de comercios…) y cómo lo viven en la actualidad (exposición de fotos tomadas durante el confinamiento domiciliario de 2020 por un fotógrafo residente en el barrio).

El ambiente distendido de estas reuniones favorece la participación y la interacción entre vecinos, que confirman, matizan y complementan las informaciones que van surgiendo.

No hay un guion preestablecido, los temas de conversación brotan espontáneamente y tan pronto un vecino recita un listado de antiguos comercios y sus propietarios, como otra relata una anécdota sobre un día que pudo hacer una abundante compra sin pagar ni un céntimo hasta varios días después. 

Las proyecciones de fotografías antiguas del barrio o instantáneas tomadas por los propios vecinos son tónica habitual en estas reuniones. ¡Incluso una vecina nos ha amenizado una sesión con una demostración de su habilidad con las castañuelas!

Ya desde el primer encuentro nos dimos cuenta del potencial de estas sesiones y después de contactar con la Biblioteca Digital “Memoria de Madrid”, hemos decidido grabar las historias que nos cuentan las vecinas y vecinos, para conservar las pequeñas tradiciones que solo ellos atesoran. De esta manera, rescataremos y transmitiremos una pequeña parte de la historia de Madrid que, de otra forma, podría perderse para siempre.

Sirva esta actividad de homenaje a toda una generación.

Vota este contenido

Indica tu puntuación del 1 al 5

Resultado:

93 votos
  • Sin interés
Subir Bajar