La lectura que da vida

La BPM Eugenio Trías ha ganado el premio “Biblioteca pública y compromiso social” por el proyecto “La lectura que da vida”.

Cristian, un niño de tres años paciente de oncología en el Hospital Niño Jesús, es un ejemplo de cómo los libros pueden ayudar en situaciones de vulnerabilidad. “Todavía no sabe leer –explica su madre– pero las ilustraciones le acompañan mucho; incluso le explicamos su enfermedad a través de un libro de imágenes que le sirvió para entender lo que le estaba pasando, el tratamiento, cuánto tiempo iba a tener que estar en el hospital”.

Cristian es uno de los beneficiarios del programa ‘La lectura que da vida’, que está llevando a cabo la biblioteca municipal Eugenio Trías, situada en el parque de El Retiro, para acompañar a través de los libros a los niños y adolescentes ingresados en oncología o patologías psiquiátricas del Hospital Niño Jesús.

Los profesionales de la biblioteca son los protagonistas de esta hermosa historia que acaba de recibir el premio Biblioteca Pública y Compromiso Social, que concede la Fundación Biblioteca Social, una institución sin ánimo de lucro que trabaja en este campo.

El proyecto surge al detectar la necesidad de lectura de este colectivo, muy sensible, y excluido, por sus circunstancias personales, del uso de las bibliotecas. Está dirigido principalmente a los/as pacientes pero también a sus familiares y al personal sanitario.

Seis profesionales de la biblioteca se han implicado para que la lectura  sea uno de los mejores compañeros de estos pequeños y chavales. Comparten con ellos juegos sobre cómo funciona una biblioteca, en colaboración con el colegio del propio hospital. Y también atienden casos individuales, como el que explica el bibliotecario Javier Linares. “En mi primera experiencia tuve que entrar con mascarilla en la habitación de un pequeño que se encontraba muy enfermo. Recuerdo que incluso tenían que anestesiarle. Yo quería salir corriendo, me apuraba mucho la situación. Pero para  mi sorpresa, cuando el enfermero le preguntó al chaval si quería interrumpir la lectura dijo que no, que quería seguir”.

Actualmente participan en este innovador proyecto alrededor de 75 niños y adolescentes al mes. La biblioteca Eugenio Trías tiene previsto ampliar el programa al personal sanitario, a través de la creación de un taller de lectura, y a los padres de los pacientes, con otro de meditación, entre otras iniciativas.

El ilustrador Emilio Urberuaga preparó para la ocasión 4 murales, representados en la imagen superior.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos personalizados. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta su uso, pulse aquí para más información.

Cerrar
Subir Bajar