La Plaza de la Villa

Plaza de la Villa

Esta plaza se encuentra en el casco histórico de Madrid y puede ser considerada como la plaza más antigua de la ciudad

Hacia el siglo X cuando Madrid era una importante alcazaba (fortaleza) musulmana formaba parte de la medina (zona civil residencial y comercial) siendo lugar de cruce de varias calles. La calle principal sería la que hoy llamamos calle Mayor que venía de la puerta de Santa María que era la salida de la almudaina o zona palaciega donde estaba la mezquita, hoy es la zona de la Catedral de la Almudena.                                               

Entre los siglos XII y XIII se produce la construcción de la muralla cristiana quedando la plaza intramuros entre la puerta de la Vega que estaría donde hoy comienza la cuesta de la Vega y la puerta de Guadalajara que se encontraría en el cruce de la calle Mayor con la Cava de San Miguel.

En esa época la plaza era conocida como la plaza de San Salvador, puesto que en el  70 de la hoy calle Mayor se encontraba la parroquia del mismo nombre y en cuyos soportales se reunía la asamblea abierta de ciudadanos que constituían el Ayuntamiento de Madrid. Era el centro social y político de la ciudad donde se encontraba el mercado.

Tomó su actual denominación en el siglo XV cuando se le otorgó a Madrid el título de Noble y Leal Villa por parte del rey Enrique IV de Castilla. El Ayuntamiento de Madrid estuvo varios siglos sin una sede propia hasta que en el siglo XVII el rey Felipe IV concedió la licencia para construir un edificio para cárcel y para el Ayuntamiento, hoy denominado Casa de la Villa.

 

En la Plaza de la Villa nos encontramos con algunos de los edificios histórico-artísticos más emblemáticos de la capital:

Por orden de antigüedad, en los nº 2 y 3, nos encontramos con la casa y la torre de los Lujanes de estilo gótico-mudéjar que data del siglo XV y su nombre hace referencia a los primeros propietarios, unos ricos comerciantes de origen aragonés. Hoy en día todavía se encuentran en la fachada los escudos de la familia Luján el  3 presenta en su fachada un arco de herradura único en la ciudad  y en él se encontraba la Hemeroteca municipal hasta que en 1983 se trasladó al cuartel de Conde Duque, es probablemente el edificio civil más antiguo de la ciudad. Sobre la torre existe la leyenda de que fue la prisión del rey francés Francisco I pero no está documentado.

 

              Casa y Torre de los Lujanes

Casa y torre de Lujanes

 La Casa de Cisneros del siglo XVI es la siguiente en antigüedad. Es un palacio plateresco mandado construir por Benito Jiménez de Cisneros, sobrino del cardenal Cisneros. La fachada principal da a la calle Sacramento y es la más importante desde el punto de vista histórico-artístico. La parte que da a la Plaza de la Villa eran las caballerizas y en 1910 con la reforma de la plaza hecha por el arquitecto  Luís Bellido y González se le dio un aspecto más señorial, además se realizó el pasadizo que une esta casa con la Casa de la Villa. La casa sirvió de prisión a Antonio Pérez secretario de Felipe II y en ella nació el conocido Conde de Romanones.

               Pasadizo de la Casa de Cisneros

Casa de Cisneros y pasadizo

La Casa de la Villa del siglo XVII, de estilo barroco, se asienta en el solar del antiguo palacio de Juan de Acuña, Marqués de Vallecerrato, personaje influyente de la corte de Felipe III. Se realizó según el proyecto del arquitecto Gómez de Mora y en el siglo XVIII el arquitecto municipal Juan de Villanueva lo reformó añadiendo una galería en la fachada de la calle Mayor para que los reyes pudieran ver la procesión del Corpus Christi. Se construyó para que fuera sede del Ayuntamiento y cárcel de la Villa. La fachada principal tiene una distribución simétrica con dos torres angulares rematadas por un chapitel, posee un amplio balcón entre las puertas de entrada y una combinación de piedra y ladrillo que le da un aspecto polícromo. Fue sede del Ayuntamiento de Madrid hasta el 2007 cuando se trasladó al Palacio de Telecomunicaciones o Palacio de Cibeles.

             Casa de la Villa

Casa de la Villa 

Otro aspecto destacable de la plaza es la estatua en bronce de Don Álvaro de Bazán, Marqués de Santa Cruz, realizada por el escultor valenciano Mariano Benlliure en el siglo XIX, por encargo del Ayuntamiento de Madrid con motivo del tercer centenario de la muerte de tan insigne marino. Don Álvaro, Capitán General de la Mar Océano en el reinado de Felipe II, tuvo un papel destacado en la Batalla de Lepanto y fue el primero en utilizar la infantería de marina para operaciones anfibias. En la estatua se le representa  pisando la bandera turca, con media armadura y banda de Capitán General de la Armada sobre su pecho, con una mano en la espada y la otra portando la bengala de general. En la parte posterior del pedestal se pueden leer los versos que Lope de Vega dedicó al general.

              Estatua de Álvaro de Bazán

Álvaro de Bazán

Si quieres saber más sobre Madrid consulta la sección especializada que tenemos en nuestras bibliotecas. 

Vota este contenido

Indica tu puntuación del 1 al 5

Resultado:

56 votos

  • De interés

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos personalizados. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta su uso, pulse aquí para más información.

Cerrar
Subir Bajar